viernes, 8 de mayo de 2015

XI Gran Recital Arte in Memóriam "Día de los Difuntos"



Biava: Entre la sinfonía y los acordes rítmicos del verso

Hemos llegado al número diez del poemario, una especie de liturgia del verso, donde se recoge la producción poética que aflora en el Gran Recital “Arte in Memóriam Día de los Difuntos”, certamen anual que realiza la Biblioteca Pública Julio Hoenigsberg- Sociedad Hermanos de la Caridad, para rendir homenaje póstumo a un personaje destacado de la región.

Este año el Gran Recital es un homenaje al Maestro Pedro Biava, músico de origen italiano, que desde muy joven se radicó en Barranquilla, donde se empeñó en desbrozarle el camino a la música sinfónica en el Caribe Colombiano. De esa manera Biava se convirtió en el adalid del proyecto de la Filarmónica de Barranquilla, hasta lograr, en 1943, la cristalización de su sueño.

Hoy estamos aquí para rendirle homenaje a este ilustre hijo del Universo, cuyos restos mortales reposan en el Cementerio Universal, lugar donde se levanta fulgurante el mármol, en medio de los claveles, los geranios, las dalias y tulipanes, que adornan los esplendidos santuarios de la arquitectura para la eternidad.

Este Gran Recital titulado “Biava: entre la sinfonía y los acordes rítmicos del verso”, está engalanado con la poesía pura y universal de Margarita Galindo y Nora Carbonell; el poema de magistral factura de Tito Mejía Sarmiento; la cantata filosófica de Alberto Contreras; la irradiación de palabras en cascada y el meollo estético de Rosa Peñaranda; las implicaciones metafísicas y cósmicas, con situaciones entre el misterio y la iluminación de Gustavo Taboada Mendoza; la ensoñación romántica de Elvira Restrepo; el fino erotismo de Frank Pereira; la plegaria existencial y la melena alborotada de Billie Madera; el fervor poético de  Ricardo León de las Salas, quien figura en los albores del Gran Recital Arte in Memóriam, deambulando entre los muertos y  “dejando en cada tumba una lagrima y un verso”; la poesía de prometedora estrella de Sundiata Keita; el canto nostálgico de Orlando Logreira Zambrano; y finalmente, René Mazzilli, quien se sitúa en el pórtico del templo de la poesía, buscando el vuelo sublime hacia la inmortalidad.

El arte sonoro estará a cargo del Proyecto Musical “Danzas Polovetsianas”, que dirige Fanor Aguirre y Laura Sandarriaga, René Mazzilli, el grupo  Marzua y la Sinfónica Metropolitana de Barranquilla, que dirige el maestro José Elías Yepes  Olivero.

¡Señoras y señores!

Bienvenidos al camposanto de la libertad, donde esta noche vamos a poner a Pedro Biava entre columnas: la columna armónica, que representa el arte musical y la columna lírica, de la cual brotan los acordes rítmicos del verso; porque en una noche como ésta, de dimensión cósmica, la música y la poesía se hermanan en “una misma constelación sonora” (Umberto Eco).

José Morales Manchego

(Discurso para abrir el XI Gran Recital "Arte in Memóriam Día de los Difuntos". Barranquilla, 14 de noviembre de 2014. Publicado en el Poemario No.10 y en El Misionero No. 73 de diciembre de 2014).




José Morales Manchego